Conocemos como basilisco común a una especie de lagarto, perteneciente al género Basiliscus  en ciertas ocasiones es conocida como Lagarto Jesús, por su habilidad de correr en la superficie del agua.

Características del basilisco común

El basilisco común es uno de los lagartos de tamaño grande, en comparación con otros tipos de lagartos. Una característica muy particular de estos animales es que poseen una cresta a lo largo de la parte posterior del cuerpo.

Aunque en los machos también la podemos encontrarla en la parte superior de su cabeza. En cuanto a su tamaño podemos decir que llegan a los dos pies y medio de largo cuando son adultos.

Si hablamos de su coloración por lo general varía, desde oliva a marrón, con una banda de color crema a lo largo de la espalda y su vientre. No obstante debemos destacar que estos animales pueden modificar su color hasta el verde o amarillento oscuro.

Su cola por otro lado es larga y es gracias a ella que tiene una mayor firmeza cuando se desplaza. Como antes mencionamos estos animales pueden caminar por el agua, y esto se debe a unas prominencias ubicadas en sus extremidades posteriores.

Estas tienen forma de aletas, y cuando lo necesita las despliega y las usa como apoya sobre la superficie del agua mientras corre.

Debemos tener en cuenta que esto no dura mucho tiempo, ya que cuando la velocidad baja comenzará a nadar. De hecho puede durar unos 30 minutos bajo el agua sin problemas.

Comportamiento del basilisco común

Durante el día el basilisco común se encuentra tomando el sol, todo lo contrario durante la noche ya que se posa en árboles de unos 60 metros de altura. Esto lo hacen para reducir el riesgo de ser descubierto por los depredadores.

Si se encuentran en tierra y se sienten amenazados, estos animales pueden salir corriendo a grandes velocidades, ya que son muy rápidos. En estos casos se echan al agua y la cruzan sin hundirse.

Hábitat del basilisco común

Estos animales se encuentran mayormente en los territorios tropicales y selváticos, yendo desde el sur de México hasta Venezuela. En los lugares donde mayormente se encuentra este animal es en América Central y América del sur.

En Colombia y Nicaragua es donde mayormente se encuentran estos animales, siendo un lagarto muy conocido en la región costarricense. Lo normal es encontrarlo en zonas húmedas y tupidas, sobre todo cerca de ríos, lagunas y embalses.

Alimentación del basilisco común

Estos animales son omnívoros, es decir tienen una dieta compuesto por alimentos de origen animal y vegetal. Por lo general suelen consumir:

  • Flores.
  •  Frutas.
  •  Tallos.
  •  Huevos.
  •  Insectos.
  •  Pescados.
  •  Ranas.
  •  Artrópodos.
  •  Lagartos.
  •  Serpientes.
  •  Aves.
  •  Pequeños mamíferos.

Debemos tener en cuenta que estos animales pasan mucho tiempo, buscando comida y consumiéndola. Los mismos pueden esconderse en los arbustos que comen, gracias a estos pueden evitar diversos tipos de depredadores.

Reproducción del basilisco común

Por lo general estos animales pueden aparearse al cumplir un año de edad. Los mismos usan glándulas en las colas, para atraerse y luego de que se aparean el macho seguirá su viaje para buscar otras hembras con las que aparearse.

En cuanto a la época del apareamiento por lo general suele ocurrir en cualquier época del año, para ello se deben cumplir sus necesidades básicas. Por lo general la hembra pone de 3 a 4 nidadas de huevo al año, llegando a tener 10 a 20 huevos.

Cuando la hembra pone los huevos lo hace en un nido caliente, asegurándose de mantenerse alejado de los depredadores. Lo normal es que los huevos tarden 3 meses para que eclosiones y desde muy jóvenes estos animales saben cuidarse a sí mismos.

No obstante, siguen siendo vulnerables a diversos tipos de depredadores, de hecho menos de la mitad de estos lagartos llegan a la edad de 1 año o más.

0/5 (0 Reviews)