Antes de que nada tenemos saber qué tipo de acuario queremos tener, esto en función a los peces  que deseamos.  Debemos ser conscientes que el acuario que creemos, será el hogar de seres vivientes, que sienten y que dependen de nosotros para que su habitad este en las mejores condiciones.

como hacer un acuario

Lo primero a decidir es si vamos a tener un acuario de  agua fría o caliente, salada o dulce.

  • Los acuarios de agua salada llegan a tener  una mayor biodiversidad tanto en peces como en  invertebrados marinos, como nudibranquios y cangrejos ermitaños con miles de colores distintos y plantas marinas. Controlar los parámetros físico-químicos es lo más difícil en estos tipos de acuarios que tienen un costo muy elevado. Tener controlada la salinidad, como la temperatura, pH, la concentración de nitratos y fosfatos puede ser muy difícil y conlleva mucha dedicación y tiempo y sobre todo conocer la materia.
  • En los acuarios de agua cálida o tropical (agua salda), se le tiene que pensar en peces más y robustos como pueden ser los  peces payasos. Se trata de lo más aconsejable para comenzar con los acuarios de agua cálida con especies tropicales.
  • Los acuarios de agua dulce constituyen un hábitat con una gran multitud de especies de gran resistencia. Cuando un acuario está lleno de agua dulce cálida, implica que los peces y las plantas que forman parte del mismo deben ser resistentes y compatibles con esa temperatura.
  • El agua caliente en un acuario, se genera a través de un sistema de calefacción que permite templar el agua fría y mantenerla con una temperatura elevada (entre 22º y 27º) transformándola en el espacio ideal para los peces.
  • Los acuarios de agua fría, tienen un  sistema de mantenimiento más fácil. Es  de suma importancia  tener un óptimo sistema de filtración para poder mantener las propiedades del agua y así garantizar la sobrevivencia de los peces como también una buena oxigenación, más importante incluso que la de los acuarios de agua tropical. La temperatura del agua debe oscilar en unos 18ºC, si es menos los peces tendrán que bajar su metabolismo para no perder calor y reducir su actividad.

Otro punto a tratar después de escoger tu tipo de acuario es la compatibilidad de las especies debes saber que determinados peces necesitan más compañeros de su especie para sentirse bien, busca que los peces que metas no sean depredadores de otras especies que ya tienes, y de igual manera fíjate que estos no sean territoriales como el pez betta el macho no puede estar junto a otro macho.

Para que puedas  visualizar mejor las especies que son compatibles vista infomarina.net