El cuidado veterinario es obligatorio en la vida de tu mascota. Sea un felino, un perro, un papagayo, un conejo, una iguana… Desde el instante en que introdujimos en nuestra familia un nuevo miembro, de cualquier especie, debemos darle todas y cada una de las condiciones que precisa para vivir feliz junto a nosotros. Las visitas periódicas al veterinario son uno de los puntos clave para la salud de cualquier animal.

Cada especie precisa cuidados concretos que pueden incluir desparasitaciones, vacunación o bien visitas periódicas como medicina precautoria para cerciorarse de que todo está bien.

Legalización de la clínica

Este es indudablemente el punto número uno. Desgraciadamente, existen muchos «falsos veterinarios» y clínicas que no están legalizadas. Es el papel de la justicia advertir estos casos de fraude mas todos y cada uno de los tutores han de estar atentos y siendo conscientes de que estos casos existen y pueden estar más cerca de lo que cree.

Solo un veterinario tiene la capacitación y la práctica precisas para efectuar actos médicos con animales.

Visite las instalaciones

Puede solicitar de manera directa en la clínica, ya antes de ir con su mascota, que visite las instalaciones. La mayor parte de las clínicas le van a mostrar la instalación sin inconvenientes (lógicamente, no debe aguardar una visita guiada por todo el centro de salud, singularmente si es un día ocupado y no ha marcado ya antes). Estoy convencido de que le van a explicar todas y cada una de las condiciones que tiene la clínica. Aproveche para consultar qué servicios de urgencia libres, cuántos veterinarios trabajan en la clínica, cuáles son las especialidades de los veterinarios, si tiene rayos X en la clínica o bien si debe hacerlo en otras si es preciso.

Localización

La cuestión de la localización de la clínica o bien el centro de salud veterinario es relativa. Idealmente, una clínica cerca de su casa es lo más indicado para eludir el agobio de viajar con el animal y el tiempo que tarda en llegar a la clínica en el caso de emergencia. No obstante, conducir dos km extra podría merecer la pena para percibir servicios de mejor calidad. Siempre y en toda circunstancia deberás valorar los pros y los contras.

Costo

El coste no habría de ser un factor determinante en la elección de un veterinario. Es muy complicado cotejar los costos de los servicios médicos por el hecho de que en la práctica cambian mucho. Una clínica puede ofrecer costos más económicos en la vacunación y ser más caros cuando es preciso internar de emergencia, por servirnos de un ejemplo.

Personalidad

Como terminamos de decir, hay que valorar la simpatía y la manera en que lo tratan como cliente del servicio. Tenga presente la personalidad del veterinario. Es fundamental que le guste la manera en que su veterinario está acá tanto con como con su veterinario. Es la única forma de que tengas plena confianza en él un día que algo le pase a tu pequeño y debas dejarlo en la clínica.

Emergencias veinticuatro horas

El servicio de atención veinticuatro horas es esencial pues jamás se sabe en qué momento su animal precisará atención inmediata. Si su clínica preferida no lo tiene, solicite a su veterinario que le dé otro contacto por si acaso lo precisa. Como el resto factores, no debe excluir a una clínica si no tiene este servicio, mas es esencial que esté preparada y tenga un número siempre y en toda circunstancia a mano para alguna hora de emergencia.

Especialidad

La especialidad del veterinario es esencial. La medicina veterinaria avanza poco a poco más cara la especialización, del mismo modo que la medicina humana.

Si tienes un reptil, no es la opción mejor llevarlo a un veterinario de caballos. Busque un veterinario experto en su animal. Hoy día ya existen clínicas exclusivas de animales exóticos, clínicas exclusivas para gatos, etcétera.

 

0/5 (0 Reviews)