Controlar el nivel de ruido de tu perro es una parte importante de ser un propietario responsable. Después de todo, los ladridos excesivos pueden ser molestos, no solo para ti sino también para tus vecinos.23

El primer paso para manejar el problema es entender por qué ladra un perro. Algunos perros ladran para avisarte que quieren algo. Tal vez tengan hambre, sed o simplemente quieran jugar.

Cuando esto se vuelve irrazonable, es hora de enseñarle otras formas de atraer tu atención; como esperar junto a la puerta o al bol.

Tiempo de juego

Muchos perros ladran cuando ven a otros perros para invitarlos a jugar. Esto es perfectamente normal, pero depende de ti decidir cuánto ladrido es aceptable; lo que también implica hacer que tu perro espere hasta que pueda estar tranquilo.

Solo en casa

Tu perro puede ladrar si se queda solo. Intenta dejar música o escuchar la radio para proporcionar un ruido humano familiar. También puedes darle algunos juguetes que requieran un trabajo prolongado y atención para mantenerlo ocupado mientras estás fuera.

Una buena forma de reducir la ansiedad es darle a tu perro una prenda vieja sin lavar o cualquier cosa que huela fuertemente a ti o tu familia.

Una vez que estés en casa, asegúrate de disfrutar de un juego vigoroso y hacer ejercicio con tu perro. Te habrá echado de menos y no hay mejor manera de restablecer el vínculo.

En guardia

Una de las razones más comunes para que un perro ladre es el sentido de alarma. Si tu perro ve que alguien se acerca a la casa, ladrará para avisar.

Algunos perros han sido criados para hacer sonar la alarma y este es un comportamiento que tal vez desees fomentar. Deja que tu perro ladre para llamar tu atención, pero hazlo callar una vez que estés seguro de que no hay ningún intruso.

Apegarse a un sistema

En todos los aspectos del adiestramiento canino es necesario tener un sistema. Los perros responden a la rutina y esto aumentará enormemente sus posibilidades de éxito. Es posible que ya hayas asistido a clases de obediencia con tu cachorro, si no lo hiciste, ¿por qué no intentarlo ahora? Nunca es demasiado tarde para enseñarle nuevos trucos a los perros viejos; además de que son excelentes lugares para aprender a manejar a tu perro.

Silencio

Una forma de enseñarle a tu perro un comando de «silencio» es distraerlo cada vez que ladra. Usa algo que haga un ruido fuerte, como una lata llena de monedas, para llamar su atención; y luego emite un firme «silencio».

Cuando tu perro deje de ladrar, es bueno elogiarlo y recompensarlo. Nunca le grites cuando quieres que se detenga, esto puede causar ansiedad y socavar cualquier aprendizaje. Además, puedes confundir fácilmente a tu perro si él cree que tú también estás ladrando. Gritar solo refuerza el hábito de ladrar.

Para resumir

El entrenamiento es siempre la mejor manera de corregir el comportamiento de tu perro. Sin embargo, recuerda que la mayoría de los ladridos son una parte normal de ser un perro. Es solo cuando esto se vuelve irrazonable y perturbador que necesitas actuar.

Si los ladridos persisten, tu veterinario podrá dar consejos adicionales e incluso sugerir algunas otras técnicas.

 

0/5 (0 Reviews)