Dependiendo de la enfermedad del perro, los síntomas pueden ser muy diferentes. Es recomendable que los dueños de perros observen a su perro de cerca y revisen regularmente su pelaje, piel y dientes. La temperatura también debe medirse una vez en el estado normal. Estas medidas permiten identificar las anomalías con mayor rapidez.

Las posibles señales que todo cuidador debe tener en cuenta son las siguientes:

  • Diarrea y / o vómitos
  • Rechazo de alimento
  • Rascado / picazón
  • Apatía, renuencia a moverse, jadeo excesivo
  • Restricción de movimiento, cojera
  • Beber en exceso
  • Cambios en la piel / pelaje: pelaje opaco o desgreñado, piel escamosa, pérdida de pelaje
  • Fiebre

Sin embargo, el perro no siempre tiene por qué estar enfermo con los cambios mencionados. Por ejemplo, algunos perros comen y hacen menos ejercicio en verano cuando la temperatura es alta. Sin embargo, en caso de duda, siempre se debe consultar a un veterinario.

Qué hacer si el perro está enfermo

Si los dueños de perros sospechan que su perro está enfermo, la temperatura debe medirse por vía rectal con un termómetro clínico estándar. La temperatura corporal normal debe estar entre 37,5 y 39 ° C (hasta 39,5 ° C para cachorros). A partir de una temperatura de 40 ° C hablamos de fiebre.

Si su perro tiene fiebre u otros signos de enfermedad, es muy recomendable una visita al veterinario. A través de más diagnósticos, el médico puede determinar qué enfermedad del perro está involucrada. En caso de duda, es mejor acudir una vez más al veterinario.

Describe tus observaciones a tu veterinario en detalle, más fácil será para él hacer el diagnóstico correcto. Si los síntomas persisten, es recomendable llevar una especie de diario.

Consejo: ¡Tenga siempre a mano el número de teléfono de su veterinario! Descubra a quién contactar por la noche y los fines de semana.

Prevención de enfermedades en perros

Los controles veterinarios regulares cada uno o dos años también pueden ser útiles para los perros que no muestran signos de enfermedad. Este comprueba el peso, los dientes y el estado general del perro. Si es necesario, una enfermedad puede detectarse desde el principio mediante un hemograma.

Aquí te resumimos algunos consejos para promover la salud de tu perro:

  • Consuma una dieta que se adapte a las necesidades de su perro
  • Evite el sobrepeso y la insuficiencia ponderal de su perro
  • Previene las enfermedades de las articulaciones por trabajar demasiado en perros jóvenes
  • Evita el estrés en tu perro: presta siempre atención al comportamiento expresivo y a los síntomas del estrés
  • Use profilaxis regular para prevenir una posible infestación por parásitos como garrapatas y pulgas
  • Evite el sarro mediante la dieta y el cuidado dental regular
  • Verifique la protección de vacunación de su perro y programe controles de rutina con su veterinario

0/5 (0 Reviews)