¡Buenas a todos! Bienvenidos a un nuevo ejercicio, en el que tu perro aprenderá a acudir a la llamada. Puedes usar la orden “aquí”, “come”, “here”, “ven” o puedes utilizar su nombre para que se vaya acostumbrando. Para realizar correctamente este ejercicio es necesario que uses una correa normal, es importante que nunca esté tensada.

Acudir a la llamada. Criterio 1: Guías a tu perro con la recompensa para que se acerque a ti.

Sujeta una recompensa de comida y atrae la atención de tu perro con ella. Retrocede rápidamente un par de pasos mientras acercas la recompensa a tu cuerpo, de tal forma que tu perro la siga.

Al seguir la recompensa, tu perro llegará a estar muy cerca de ti. Haz click cuando eso ocurra y dale la recompensa. Repite el mismo procedimiento 10 veces, si te perro logra hacerlo bien 8 de cada 10 veces, pasa al siguiente criterio en la próxima sesión, de no ser así deberás repetir este procedimiento en la siguiente sesión.

llamado

Acudir a la llamada. Criterio 2: Guías a tu perro para que acuda, pero sin tener la recompensa.

Haz el mismo procedimiento del criterio 1, pero sin tener la recompensa en la mano. Repítelo 10 veces, si tu perro lo hace bien 8 de cada 10  veces pasa al siguiente criterio, en caso contrario, repite este criterio en la próxima sesión.

Acudir a la llamada. Criterio 3: Introduce la orden.

Repite el mismo procedimiento del criterio 1 (con la recompensa en la mano), pero di “ven” antes de guiar a tu perro con la recompensa. Repite el ejercicio 10 veces, cuando notes que tu perro empieza a responder a la orden, reduce gradualmente los movimientos que haces con el brazo  y el resto del cuerpo, hasta eliminarlos completamente.

Cuando tu perro responda correctamente a la orden 8 de cada 10 veces sin que tengas que usar el lenguaje corporal o algún movimiento, pasa al siguiente criterio en la próxima sesión, en caso contrario, deberás repetir este criterio en la siguiente sesión.

Acudir a la llamada. Criterio 4: Usa la orden sin la recompensa.

Repite el  mismo procedimiento del criterio 3, pero sin tener la recompensa en la mano. Ten en cuenta que las respuestas correctas de tu perro serán recompensadas, pero no guiarás a tu perro con la recompensa, ni la recompensa será visible antes que él responda correctamente.

Repite el procedimiento 10 veces, cuando notes que tu perro empieza a responder a la orden, reduce gradualmente los movimientos que haces con el brazo y el resto del cuerpo, hasta eliminarlos totalmente.

Cuando tu perro responda correctamente a la orden 8 de cada 10 veces, sin que tengas que usar lenguaje corporal, pasa al siguiente criterio en la próxima sesión, en caso contrario deberás repetir este criterio en la próxima sesión.

A partir de este punto, debes hacer que tu perro se siente cada vez que acude a tu llamado. Para esto, puedes ordenarle “sienta” cuando llega hasta donde tu estas, o simplemente guiarlo con la recompensa. En una o dos sesiones hará esto de forma automática.

llamado 2

NOTA: Nunca uses esta orden para darle un castigo o para cuando tengas que hacer algo que sea desagradable para el (darle un baño), pues habrás arruinado la orden. Para estas ocasiones es mejor acercarte a él y sujetarlo por el collar, pero nunca lo llames.