Cuando la temperatura comienza a bajar, no son solo los humanos los que sienten frío, los animales asimismo. Los más perjudicados son los de pelaje corto. Ciertas razas, como Husky Siberiano, Malamut de Alaska y San Bernardo, tienen peculiaridades que los hacen más resistentes al frío (incremento de pelo y mayor capa de grasa bajo la piel). Podemos observar que en el frío, ciertas enfermedades aparecen con más frecuencia. Con lo que debemos preparar a nuestros animales para el invierno.

El cánido puede presentar signos clínicos que recuerdan mucho el constipado humano, con tos, estornudos, fiebre, falta de hambre, entre otros síntomas. Llamamos a esa pintura como «tos canina». Esta enfermedad puede aparecer en cualquier temporada del año, mas hay una mayor predisposición en los meses fríos, por la baja temperatura. La enfermedad puede ser ocasionada por virus, bacterias o bien hongos y es enormemente infecciosa entre los perros a través del contacto directo entre los animales.

Aparte de las enfermedades respiratorias, los animales de edad avanzada con inconvenientes osteoarticulares como artrosis, calcificaciones en la columna o bien hernia discal experimentan más dolor cuando se exponen a bajas temperaturas.

Choques de temperatura, como mojarse, secar al cánido con un secador (en casa o bien pet shop) y después salir con él en la calle, va a ser perjudicial, así sea joven o bien no.

Le recomendamos que tome los cuidados que mencionamos a continuación en invierno:

Sostenga el pelaje del animal más largo en invierno.

Evite los baños en días friísimos y reduzca la frecuencia de los baños en invierno (de ser posible).

Pon ropa en el can de pelaje corto, por si acaso se resiente mucho del frío.

Si acostumbra a neviscar en su zona, los zapatos resguardan las patas del can de quemaduras ocasionadas por el frío.

Hay perros que, si bien tienen casa, prefieren dormir a la intemperie o bien quedarse en la lluvia. Proteja a su perro en un sitio protegido en los días friísimos o bien lluviosos.

Vacune a su can de año en año contra la traqueobronquitis.

Cuando bañe a su perro, use agua templada y séquelo bien.

Lleva a tu can a caminar por la calle en los horarios más calurosos del día.

Aumente entre un veinte por ciento y un treinta por ciento el comestible de su cánido en invierno. Eso no sirve para perros y gatos obesos, sin actividad o bien con una enorme tendencia a ganar peso.

Provea una casa para su perro, y caso de que viva en un jardín, o bien, atrapado en un sitio protegido como garaje, lavandería, o bien aun en la casa, cuando la temperatura sea demasiado baja.

Todo animal está en su derecho a un cobijo en invierno. En la naturaleza, los perros salvajes pueden cobijarse en madrigueras a lo largo del frío.

0/5 (0 Reviews)