Elegir un lugar lleno de tranquilidad no es tarea fácil ya que el viajar nos ayuda a romper estereotipos, a hacer crecer la mente y ver el mundo desde otra perspectiva, pero viajar implica respetar los lugares a donde uno va y a quienes viven en ellos, en este articulo te platicaremos acerca de los elefantes que habitan en Tailandia en donde podremos encontrar centenares de elefantes, los cuales son una gran atracción y que para  muchas personas están dentro de la lista de los animales que transmiten tranquilidad y suerte de los que puedes saber más en comotenersuerte.com/animales-traen-suerte/, estos son animales terrestres, incluso de los más grandes que han habitado en la tierra, en este país menos de la mitad de ellos viven en libertad, todos los demás han sido domesticados. 

Descubriendo el mundo de los elefantes ! Lleno de sensibilida

Pero un elefante no es una mascota para poder subir a ellos, para ello tienen que ser domesticados a través de maltratos, haciéndolos hacer cosas en contra de su voluntad, sin considera que son uno de los animales emocionalmente más sensibles que existen por lo que entonces se puede decir que realmente no los domestican, sino que los torturan.  

Una sugerencia puede ser el visitar este país en donde te encontraras con una infinidad de ofertas para poder montar en uno de ellos, hay centros conocidos como santuarios en los que te explican cómo se da su cuidado, pero por desgracia no siempre esto es real. 

Sin embargo, también existen lugres donde les dan un hogar libre conocido como el hogar de los elefantes jubilados, siendo un parque de más de 8 mil metros cuadrados en donde los elefantes son libres de pasar su vida como quieran, ya que todos los elefantes que se encuentran aquí han sido rescatados de circos, agricultores, mafias o zonas en donde abusan de estos bellos animales. 

Descubriendo el mundo de los elefantes ! Lleno de sensibilidad¡

Este lugar lo que busca es hacer conciencia a las personas que tienen elefantes como negocio que quizás pueden seguir siendo una atracción, pero no tratándolos mal, no forzándolos a llevarnos de paseo en el lomo cuando a lo mejor solo puedes tocarlos y disfrutarlos en determinados lugares aptos para ellos. 

Y aunque ningún tipo de animal debería de ser un negocio porque simplemente son parte de la naturaleza y cada persona somos responsables de cuidarla.