El erizo doméstico es un animal exótico que como muchos otros han comenzado a encontrarse en diferentes hogares del mundo.

Características del erizo doméstico

Una de las características más comunes de estos animales y por las que sin duda es conocida, son sus púas, pelo hueco cubierto de queratina. Es importante saber que estas no son venenosas, ni tampoco afiladas, pero sí pueden llegar a doler.

Las mismas se caen durante la juventud y los momentos de estrés, estas sirven como su mecanismo de defensa natural ante alguna amenaza. El mismo las usa para hacer una bola de púas y así protegerse. Otras características de estos animales son:

  • Su peso suele ser 400 gr.
  • Pueden hibernar o estibar.
  • Pueden medir entre 10 y 15 cm.
  • Durante el día se esconden en madrigueras.
  • Tiene cinco dedos con uñas bien afiladas para excavar.
  • Tiene hábitos nocturnos, concretamente crepusculares.
  • Su esperanza de vida en cautividad llega a los 6 y 10 años.
  • Se comunican por medio de sonidos, como gruñidos y chasquidos.

Para terminar debemos mencionar que estos animales, hacen algo que se conoce como “ungimiento”. Este comportamiento consiste en; al sentir un olor nuevo se dirige hacia él, allí mordisquea y se pone a oler el estímulo.

Luego deja su saliva en el objeto, este comportamiento es una forma que tiene el erizo para interactuar con el medio.

Cuidados del erizo doméstico

Si queremos tener un erizo como mascota, es sumamente importante saber cuáles son sus cuidados;

Jaula para erizos

Debemos tener en cuenta que estos animales en estado silvestre tiene una vida solitaria y tranquila. Es por ello que como mascota este animal necesita de un ambiente tranquilo y silencioso.

El espacio para tener esta animal debe ser grande, como mínimo de 175x70x50 cm. Por otro lado no hay muchas jaulas para estos animales, así que si no consigues, debes optar por una jaula de alambre que cumpla las características dadas.

Te recomendamos que sean de varios niveles y que los barrotes no superaren los dos centímetros entre sí. Cuando tengamos la jaula lista, debemos comenzar a agregar;

  • Sustrato en la base de la jaula.
  • Nido para que pueda esconderse.
  • Troncos, pasarelas, hierbas, y otros elementos naturales.

La temperatura donde estén estos animales debe ser de 25 y 27° C, esto es muy importante sobre todo en invierno, ya que necesitan mantener esta temperatura. Por otro lado necesitan de un ambiente poco luminoso.

Higiene

Por lo general estos animales no requieren de baños regulares. Sin embargo debemos buscar champús específico para bañar a estos animales, ya que no hay muchos champús de este tipo te recomendamos usar uno específico para hurones.

Por otro lado se necesitan limpiar su alojamiento dos o tres veces, por semana, esto se hace con el fin de evitar enfermedades.

Alimentación

Lo primero que debemos saber es que estos animales son insectívoros mientras están en la naturaleza, por lo que su dieta debe estar compuesta de mucha proteínas y poco grasas. Por lo general podemos encontrar alimentos para erizos en el mercado. Aunque si no encontramos podemos visitar al veterinario para que nos indique una alternativa saludable para nuestra mascota.

Este deberá darte una dieta donde estén presentes los insectos, algunas frutas y verduras. Al momento de darle de comer debe ser una ración diaria, pero el agua siempre debe estar a disposición.

Convivencia con otros animales

No debemos adoptar a un erizo doméstico, si tenemos otros animales en casa, debido a que pueden causar mucho estrés en el día a día. Recordemos que este es una animal solitario, que se ve muy afectado por los ruidos y movimientos intensos.

Enfermedades en el erizo doméstico

Si eres dueño de uno de estos animales, debes tener muy en cuenta su salud, por ello debes realizar visitan a un veterinario de animales exóticos cada 6 o 12 meses. Con esto en mente te recomendamos conocer algunas enfermedades que pueden atacar a estos animales;

  • Piel seca; Sucede mayormente en climas fríos, y es cuando la piel del erizo se reseca y comienza a cuartearse.
  • Parásitos; El origen de los pasitos pueden ser múltiples, entre ellos contacto directo, transmisión por otros animales o por falta de higiene.
  • Diarrea; Esta puede desarrollarse por una mala alimentación, intoxicación o por parásitos.
  • Obesidad; Es una enfermedad común en los erizo doméstico, por lo que debemos prestar atención a sus necesidades nutricionales.
  • Resfriados; Se da mayormente cuando el erizo se encuentra en lugares donde el climas es distinto al óptimo para ellos.
  • Pelo enredado en las patas; Ocurre cuando el pelo de los humanos se enreda en las patas de este animal. Debido a estos se producen problemas de circulación, lo que puede causar necrosis y posteriormente pérdida de la extremidad.

 

0/5 (0 Reviews)