Lo que más caracteriza a este majestuoso perro, El Afgano, o Lebrel Afgano, es su largo y sedoso pelaje, es considerada una de las razas más atractivas y bonitas del mundo.

Es un perro sumamente inteligente y astuto con una agilidad prodigiosa. Es también considerado como un perro guardián.

Lebrel Afgano

HISTORIA DEL LEBREL AFGANO:

Con raíces que datan del tiempo de los faraones de Egipto, el afgano es una raza antigua derivada del grupo de Oriente Medio.

Hace miles de años las tribus nómadas lo utilizaban como perro de caza, ya que son muy versátiles, rápidos, ágiles y su fuerte mandíbula era perfecta para esta labor. Tenían una capacidad asombrosa de saltar por los terrenos montañosos lo que facilitaba mucho atrapar a su presa. Su largo pelaje lo protegía del frío.

Estos perros fueron aislados durante siglos, escondidos en las montañas impenetrables de Afganistán. El primer afgano llegó a Inglaterra a principios del 1900; durante este tiempo estos perros fueron llamados galgos persas o Barukhzy.

Estos perros formaban un grupo muy diverso, así que crearon un modelo de perfección inspirado en Zardin, un perro particularmente impresionante, descrito como la raza de perro más elegante de la temporada. Su popularidad creció lentamente, y su principal atractivo era su aspecto tan peculiar.

Hoy en día se le puede ver más bien en las carreras de perros, donde pueden alcanzar hasta los sesenta km por hora.

CARÁCTER DEL LEBREL AFGANO:

El Afgano suele ser independiente, algo distante y terco, sin embargo tiene un bajo nivel de dominancia pero a la vez muy leal y afectuoso, elegante en sus movimientos y siempre con la cabeza en alto.

Lebrel AfganoA pesar de ser un perro con carácter independiente, el afgano no se siente muy cómo estando en solitario, esta raza necesita compañía y mucho juego y ejercicio.

Es un perro que necesita un dueño que le aporte disciplina de forma tranquila y suave, sin agresión.

Responde mejor a los adultos y puede resultar desobediente a los propietarios que no puedan hacer frente adecuadamente a temperamento.

Se consideraba difícil el adiestramiento de esta raza por su carácter altivo e independiente, pero la forma de entrenar a los perros ha ido evolucionando a través de los años, siendo ahora una tarea fácil y sencilla adiestrar a un afgano, con el método de adiestramiento con clicker. Así que puede ser entrenado perfectamente sin ninguna dificultad y puede llegar a ser un perro muy sociable.

El Afgano se lleva bien con otros perros, no sólo con los de su misma raza. Él sólo atacará a otro perro o animal si se le provoca, debido a que su comportamiento es de indiferencia, especialmente con los extraños.

CUIDADOS DEL LEBREL AFGANO:

Esta raza presenta serios problemas como mascota. Una de estas
inconvenientes es el cuidado que el pelo requiere. Es un pelo precioso que no emite ningún olor, pero necesita un mantenimiento continuo.

Puede llevarse horas el cepillarle, se recomienda cepillarle 2 o 3 veces al día, a la hora del baño, se puede lavar una vez por semana o incluso cada 10 días.

A la hora de comer, es conveniente recogerle el pelo de la cabeza y las orejas, evitando así que se le ensucie.

Otro problema es que es un perro grande, y por esta razón es necesario que realice mucho ejercicio físico, llevándolo a correr, o jugando con él, si no pueden hacer ejercicio correctamente, pueden llegar a ser excesivamente nerviosos.

Con esto conseguiremos que nuestro afgano libere adrenalina y esté cansado, en caso contrario, se puede volver intranquilo y hacer algún que otro destrozo en la casa.