A los perros les gustan los huesos todo el tiempo, y eso es muy cierto. Si le preocupa el tipo de huesos con los que debe alimentar a su perro, considere la posibilidad de leer este post. Lo primero que necesitamos decirte es que sí puedes alimentar a un perro con huesos de pollo de hecho, a los perros también les gustan los huesos de pavo, y estos huesos son nutritivos para ellos.

Todo lo que necesita hacer es alimentarlos con huesos crudos de pavo y asegurarse de que nunca los sirva cocidos. Si usted todavía está pensando en los perros pueden comer huesos de pavo, entonces usted necesita leer el resto de este post a fondo.

es bueno para mi perro comer huesos

¿Por qué pueden los perros comer huesos de pavo?

Bueno, puedes dejar que mastiquen los huesos masticables recreativos o darles los verdaderos. Depende totalmente de ti, pero debes tener cuidado mientras les sirves los huesos. Discutiremos todo eso más tarde en la segunda mitad de este post, así que sigue leyendo sobre las ventajas por ahora. Una vez más, hay muchas razones acerca de los beneficios de los perros que comen huesos de pavo, como:

  1. Es un hábito natural – Vamos uno ahora, usted sabe que está en su hábito de masticar huesos. Un carnívoro será carnívoro, y tienen caninos que necesitan ser usados. Es un buen ejercicio mandibular ya que los músculos se estimulan y pueden disfrutar de un tratamiento saludable. Incluso es bueno para su paz mental, ya que les ayuda a seguir siendo juguetones.
  2. Beneficios nutricionales – Los huesos crudos son una fuente de calcio y actúan mejor que los suplementos. Para ser honesto, estos son fácilmente digeribles en comparación con los suplementos. El estudio muestra que los perros tienden a crecer más rápido si se alimentan con huesos crudos. Regenera el sistema esquelético de los caninos porque los huesos crudos potencian el fosfato de calcio en ellos.
  3. Bueno para los dientes – Si usted se cepilla los dientes de su perro cada día entonces usted es bueno. No obstante, debe indicarse que los huesos crudos pueden limpiar los dientes de un perro. Los huesos eliminan el sarro de los dientes que puede causar mal aliento, descamación, gingivitis o incluso caries. Usted y su perro están mejor sin estos problemas, así que aliméntelos con huesos de pavo como y cuando pueda.
  4. No más problemas de estómago – Esto es como el forraje en el tracto digestivo de un perro, ya que puede estimular las glándulas anales para el paso fácil. Los huesos usualmente azuzan y limpian su sistema de una buena manera. Es todo natural, y usted puede decir adiós a todos los problemas de estómago con este hábito.
  5. Hora de la merienda – Oh no, no se lo dé antes de la cena porque dejarán su comida atrás y jugarán con el hueso. Eso es muy normal para ellos; saben lo que queremos decir. Por eso te aconsejamos que les sirvas el hueso después de la cena como aperitivo. Déjelos comer, masticar y jugar con el hueso por su cuenta.
  1. Cambie los hábitos de masticar – A veces su amigo de cuatro patas toma hábitos desagradables de lamerse a sí mismo y rascarse que usted puede querer deshacerse de ellos. ¿Qué podría ser mejor para desviar su atención? Dales un hueso y verás lo rápido que desaparece ese hábito. En serio, los huesos son una opción mucho mejor contra el lamer o la comezón.

 ¿Qué debe hacer mientras les da de comer los huesos de pavo?

 Tú, mi querido amigo, deberías mantener un ojo en tu perrocuando estén tomando una muestra del hueso. Ser padre de una mascota no es fácil y a los perros siempre les gusta ser mimados. Bueno, ¿quién no? Volver a nuestra conversación es pavo malo para los perros, no lo es y sí los perros necesitan atención. La atención y la confianza deben ser la base de su relación. La supervisión es otra vez, debe permanecer oculta en este cuidado y amor. Usted no debe informarles de ello, sino estar atentos a lo que comen y cuándo comen. Sólo mantenga los siguientes consejos en su mente mientras los sirve con huesos crudos de pavo:

  • Tienden a tragar los alimentos; por eso es necesario ayudarles con huesos crudos de pavo en vez de los cocidos, ya que tienden a causar estragos en su sistema.
  • Los huesos cocidos pueden asfixiarlos o incluso obstruir sus tractos digestivos.
  • Fragmentos filosos de huesos pueden dañar sus intestinos
  • Los huesos también pueden causar estreñimiento si no se cuidan.
  • Aliméntelos con huesos lentamente y déjelos acostumbrarse a ellos.
  • Lávese siempre las manos antes de alimentar a su perro con huesos de pavo crudos.
  • Nunca les sirva comida de la charcutería más cercana, ya que puede contener especias que pueden ser dañinas para ellos.
  • Mientras cocina el pavo en casa mantenga los mostradores limpios y deseche los envoltorios en recipientes cubiertos.
  • Lave las placas inmediatamente después de consumirlas
  • Dales el trato que merecen
  • Llévate a tu amigo a dar una larga caminata después de la comida.

La reflexión final en este debate sobre si los huesos crudos para los perros son seguros debe terminar con la declaración de que sí lo son. Sin embargo, usted necesita hacer un chequeo de caca, y si es normal, entonces su bola de mantequilla es buena para ir, y usted no tiene razones para preocuparse.

Déjelos disfrutar y disfrutar de su trato.

No es necesario ponerlos en peligro de asfixia ni esperar a que terminen el hueso. Puede tomar más tiempo para que ellos terminen de comer un hueso y será imposible sentarse y mirar a su perro tanto tiempo. Por supuesto, tienes que estar atento para asegurarte de que todo el mundo