Se conoce como panleucopenia felina o enteritis infecciosa a una enfermedad muy contagiosa que presentan los felinos, y que se desarrolla sobre todo en las células.

¿Qué es el panleucopenia felina?

La panleucopenia felina es una enfermedad ocasionada por el parvovirus felino, el cual al entrar en el organismo comienzan a matar las células sanas en proceso de división. Se considera una enfermedad vírica altamente contagiosa entre felinos, que pueden causar diversos síntomas como diarrea.

Debemos tener en cuenta que el agente infeccioso, causa que los glóbulos rojos y las células del sistema de defensas escaseen. Esto se debe a que ataca la médula ósea, una zona que se encuentra continuamente en división celular.

Por lo general esta enfermedad ataca a los gatos menores de un año pero puede darse en felinos de cualquier edad.

Debemos tener en cuenta que este virus es muy infecciosos, pudiéndose transferir cuando un gato sano entra en contacto con heces, orinas, sangre, pulgas o secreciones de un gato ya infectado, por esta enfermedad.

Síntomas de la panleucopenia felina

Lo primero que debemos mencionar es que los síntomas de esta condición pueden variar, dependiendo de vario factores como la edad y el estado del sistema inmune del animal.

Debemos comenzar a sospechar que nuestro gato padece de esta enfermedad, si comienza a presentar alguno o varios de los siguientes síntomas:

  • Apatía.
  • Depresión.
  • Fiebre alta.
  • Deshidratación.
  • Abortos en gatos gestantes.
  • Vómitos y pérdida del apetito.
  • Problemas en los movimientos en gatos recién nacidos.

¿Cómo diagnosticar la panleucopenia felina?

La mejor forma de detectar esta enfermedad es por medio de los síntomas, y aunque los síntomas son varios, los dos que siempre se presentan son vómitos y diarrea con sangre. Si nuestra mascota presenta estos síntomas es probables que está infectada con panleucopenia felina.

No obstante no debemos dar un diagnóstico apresurado, sólo con detectar estos síntomas, ya que también podrían estar causados por alguna otra enfermedad.

Si nuestra mascota presenta los síntomas ya mencionados debemos acudir al veterinario, para que sea este quien de un diagnóstico. El cual dependerá de los síntomas que presente y el análisis de la historia clínica del animal.

Por lo general se recomienda realizar un análisis de sangre para conocer si hay alteraciones en los glóbulos rojos (algo común en esta enfermedad). Aparte también se puede realizar un análisis de los glóbulos rojos, en caso de que la enfermedad vaya muy avanzada.

Por último se deberá realizar el test ELISA, donde se toma una muestra de heces, la cual debe estar extraída directamente del recto.

¿Cuál es el tratamiento?

En cuanto al tratamiento es importante indicar que este no es específico, debido a que no se pueden tratar la infección vírica. Básicamente, el tratamiento que se dé, está diseñado para mantener con vida al animal, hasta que aparezca una respuesta inmune para vencer al virus, lo cual suele ocurrir entre 5 y 7 días.

Durante el tiempo que aparece la respuesta inmunitaria para vencer el virus, y teniendo en cuenta la manifestación clínica, el veterinario puede indicar las siguientes medidas terapéuticas;

  • Fármacos antieméticos, para evitar el vómito.
  • Dieta hipercalórica, para nutrir al gato por la falta de apetito.
  • Transfusión sanguínea, en caso de que los niveles de albúmina en sangre sean bajos.
  • Fluidoterapia, se administra fluidos por vía oral e intravenosa para tratar la deshidratación.
  • Antibióticos, para tratar de combatir y controlar las infecciones secundarias causadas por la enfermedad.

¿Cómo prevenir el panleucopenia felina?

Para evitar que nuestro gato se contagie de panleucopenia felina, debemos tener en cuenta varios consejos. Siendo el primero de ellos, seguir un programa de vacunación. Al mismo tiempo debemos aislar a los gatos infectados con este virus.

0/5 (0 Reviews)