Los perros se pueden contaminar de diversos virus por medio de la orina, heces y secreciones de perros enfermos. Debido al hecho de que muchos de estos virus subsisten hasta un año en condiciones ambientales, el sitio donde un cánido enfermo ha estado alojado ha de ser eludido por cachorros y perros no vacunados a lo largo de ese período.

Aun si se desinficiona el medioambiente, el peligro de polución prosigue siendo notable. Ciertos virus prosiguen siendo eliminados por la orina de los animales que han subsistido a la enfermedad a lo largo de múltiples meses.

En esta ocasión, te hablaremos más acerca del parvovirus, uno de los más temidos por todos los dueños de perros.

Esta información es fundamental y nos lleva a la conclusión de que dejar de vacunar a un perro y llevarlo a las calles es un enorme peligro. De igual forma, los cachorros solo pueden tener contacto con el medio exterior y con otros perros sólo tras la fase de vacunación (completa)

Parvovirosis

La parvovirosis es una enfermedad muy habitual y causa un ochenta por ciento de muerte en las crías contaminadas. No se transmite al hombre. Puede afectar a los perros a todas y cada una de las edades, con lo que se debe llevar cuidado en sostener al can vacunado de año en año.

Los signos son fiebre, abulia, pérdida de hambre, vómitos y diarrea profusa. El animal suelta las heces en forma de jatos, de fragancia maloliento y con mucha sangre. El can se deseca de forma rápida y debe percibir atención inmediata. Muchos precisan hospitalización, pues la enfermedad aparece de manera brusca y violenta.

El tratamiento, como en el caso de otras virosis, pretende dar soporte a los animales a fin de que puedan reaccionar. El periodo de incubación puede llegar a doce días, y el animal que subsista a la enfermedad se inmunizará provisionalmente.

La parvovirosis no deja secuelas, y el animal curado gana peso y se vuelve a desarrollar de manera rápida. No obstante, pese a que contamos con recursos como suero y plasma hiperimunes, que proporcionan al animal anticuerpos ya listos para el tratamiento de la parvovirosis, es una enfermedad que todavía mata a muchos cachorros.

El diagnóstico debe hacerse asimismo a través de pruebas de laboratorio, puesto que hay algunas verminosis y también intoxicaciones que pueden confundirse con la parvovirosis, si es intensísima.

0/5 (0 Reviews)