HISTORIA:

Esta peculiar raza tiene sus orígenes en Alemania, su nombre “Dachshund”, está compuesto por dos palabras “Dachs” que significa tejón y “hund” que significa perro, por lo que la traducción sería “perro tejonero”. También conocido como perro salchicha.

Fue criado para cazar, convirtiéndose en un especialista excavando. Sus patas pequeñas y robustas facilitaban agarrar a sus presas en las madrigueras.

La popularidad de esta raza surgió en Estados Unidos, extendiéndose por toda Europa.

Hoy en día existen distintos tipos de Dachshund, que surgieron con el cruce con grifones y epagneul, se diferencian en el tipo de pelaje, los más conocidos son los de pelo corto, pero se pueden ver los de pelo duro y pelo largo.

 CARÁCTER Y COMPORTAMIENTO:

Estos perros son muy juguetones y amigables, se dice no que es una raza muy propensa a obedecer órdenes, por lo que su adiestramiento y aprendizaje suelen ser algo más complejos por sus insistentes ladridos.

Sin embargo las hembras de esta raza son más obedientes y son fácilmente educables.

Es importante que se les entrene desde que son cachorros porque son bastantes desconfiados con los extraños. Es muy recomendable que se socialice porque si no lo hacen tienden a ser agresivos o miedosos.

Suelen ser perros sumamente independientes, testarudos, afectuosos, ágiles pero sobre todo muy buen guardián. Agresivos con los extraños pero muy dócil con su familia, todo eso hace un perfecto perro de compañía o mascota familiar.

salchicha

SALUD Y CUIDADOS:

En general gozan de buena salud, sin embargo, pueden tender al sobrepeso y a la obesidad, pues son bastante tragones y pueden volverse perezosos con el tiempo. Por ello, es importante cuidar su alimentación y ejercitarlos lo suficiente.

Asimismo, debido a su peculiar estructura, son muy propensos a las lesiones de columna, lo cual puede derivar en parálisis parcial o total en algún punto de su vida si no se tienen los cuidados adecuados.

Hay que considerar que los perros salchicha tienden a brincar cuando se emocionan, pero esto puede hacerles tremendo daño a sus articulaciones y a su columna, por lo que no se les debe alentar. También es importante ayudarlos a bajar o a subir de muebles o vehículos altos, además de que hay que aprender a cargarlos correctamente para no hacerles daño.

El cuidado del pelo es sencillo, ya que no requiere peluquería canina u otras ayudas. Lógicamente, el dachshund de pelo corto requiere menos esfuerzo que las otras variedades. En las variedades de pelo duro y largo es necesario cepillar el pelaje a diario.