Si tu perro está convirtiendo tu jardín en un paisaje lunar lleno de cráteres, intenta no desesperarte porque los perros que cavan solo hacen lo que para ellos es natural.

El primer paso que debes tomar es tratar de identificar la razón por la que está cavando. Los perros pueden cavar debido a un instinto depredador o pueden estar cavando para enterrar huesos o juguetes. Este es un comportamiento instintivo diseñado para ocultar la comida de otros depredadores.

29

Cavar también puede ser parte de un instinto de anidación, especialmente si tu perra está embarazada. También cavarán un hoyo si hace demasiado calor porque al excavar exponen la tierra fría y proporcionan un pequeño refugio sombreado. Si tu perro está cavando debajo de una cerca o al lado de una puerta, puede que simplemente esté tratando de salir del jardín. Algunos perros cavan para aliviar el aburrimiento o simplemente por diversión. Otros pueden tener una predisposición genética para excavar, los terriers, por ejemplo, son excavadores notorios.

¿Qué puedes hacer?

Una vez que haya identificado por qué tu perro está cavando, esto se volverá más fácil de corregir. Todo lo que necesitas es un poco de paciencia y persistencia. Si tu perro está cavando para perseguir pájaros, ardillas o cualquier otro animal, necesitas encontrar una manera de mantenerlos separados, tal vez puedas construir algún tipo de escudo u obstáculo para que no pueda ver a los otros animales, después de todo, si no puede verlos, no estará tan tentado de perseguirlos.

Si la vida silvestre está en tu lado de la cerca, entonces es probable que no sea lo suficientemente rápido para atraparla: las ardillas y las aves suelen ser demasiado rápidas para el perro promedio.

Lo mismo puede ocurrir con ratas y ratones; por ello, ten cuidado si usas veneno para tratar plagas como estas, ya que podrías afectar a tu perro también. Además, si usas trampas para atrapar animales dañinos, asegúrate de mantener a tu perro alejado de ellas para que no sufra daños.

Gastando energía

Si tu perro simplemente parece estar intentando deshacerse de mucha energía acumulada, deberías intentar darle más ejercicio. Realiza caminatas más largas o frecuentes y trata de programar algunos “juegos” que cansen a tu perro.

Nunca castigues a tu perro por cavar un hoyo. Incluso si llevas a tu perro al sitio de excavación, no podrá asociar su excavación con el castigo. Si lo atrapas en el acto, distráelo y recompénsalo por elegir hacer esta nueva actividad en vez de continuar cavando.