Tu mascota se llega a encontrar expuesta a diversos acontecimientos de riesgo ya que son muy juguetones o al extremo son muy bravos y en consecuencia llegan a tener accidentes que les causan algún problema físico, te vamos a dar algunos tips de primeros auxilios para que puedas atender a tu mascota en lo que acudes o llega el veterinario.

A la medida de lo posible procura tener un botiquín de primeros auxilios para tu mascota, para que este esté bien equipado pregúntale a tu veterinario que recomienda que tenga y para qué sirven algunas cosas, o básico será un bozal, collar isabelino aso en caso de tener vendaje no se lo retirara, un sedante o tranquilizante para perro, gasas, vendas, cicatrizantes antibióticos, etc.

  1. Heridas

Puedes encontrar diversos tipos de heridas y por tanto diversa intensidad de gravedad, puede tener una herida  por que se cortó, alguna mordedura, quemadura o raspadura.

Screenshot_1

Es por eso que primero tienes que valorar la gravedad de la herida, si es muy grave procura acudir de inmediato con el veterinario, sin embargo en caso de tener hemorragia lo primero es poner un pañuelo (que no suelte pelusa) ponerlo húmedo (no mojado) sobre la herida, presionando fuerte, para para esa hemorragia, solo puedes darle 10 min para que se detenga de no ser así tienes que llevarlo de urgencia al veterinario. Si detuviste la hemorragia tienes que lavar la zona de la herida con agua tibia y jabón aproximadamente 3 minutos, retirando pelo con tijera en la zona herida. Después debes desinfectar esta zona, lo mejor es mesclar media taza de desinfectante (clorhexidina, yodo povidona o agua oxigenada), con media taza de agua tibia, aplicándosela con una jeringa sin aguja. Posteriormente debes colocar un cicatrizante químico o natural (miel o pulpa de sábila), vendarlo con gasa y darle un antibiótico. Este último paso procura hacerlo por lo menos por una semana.

  1. envenenamiento

Para esta situación debes de observar siempre a tu perro ya que los síntomas se muestran muy rápido, vómitos repentinos, convulsiones, pupilas dilatadas, incoordinación, diarrea abundante, pérdida de conciencia, salivación abundante, temblores y miembros extendidos. No siempre presentan todos os síntomas juntos por eso debes de observarlo bien.

Al notar los síntomas no olvides que el veterinario es a primera opción de no ser posible acudir debes bañar a tu perro con agua tibia, lava su hocico lo mejor posible, acuéstalo en un lugar oscuro o poca luz, no debes de dar leche ni aceite, debes ofrecerle agua tibia con sal de grano, o agua oxigenada 1 cucharada para perros chicos o 2 cucharadas para perros grandes, logrando que vomite en caso de que en un lapso de diez minutos no hace esto, no lo pienses y llévalo al veterinario. Este proceso solo lo puedes hacer si tu mascota no ingirió vidrio molido u objetos punzocortantes.Screenshot_2

  1. atragantamiento o ahogamiento

En caso de que tu perro haya ingerido algo que se le atore en la garganta, lo más recomendable es tomar al perro por atrás y cargarlo a modo de poder presionarle el pecho hasta lograr que saque el objeto. Se sugiere que acostumbres a tu perro a modo de que permita que le metas los dedos en el hocico parta poder retirar el objeto en estos momentos. Ya que hay ocasiones en que no lo sacan del todo.

Screenshot_3

No olvides que estos como tal son pasos que puedes seguir como primera atención, sin embargo debes de estar consiente que cada mascota reacciona diferente y lo mejor es una atención especializada.